La Masoneria Mexicana

Por: Juan P. de Alba.

“¡¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!!…” – Salmo 133

A continuación se tratará un tema que causa una gran incertidumbre, que la gente comúnmente no conoce y que del cual se habla a través de rumores. Lo cierto es que en la masonería no hay nada que ocultar, los mitos se desvanecen, son hombres y mujeres libres que también usan la Biblia y creen en Dios, buscan el perfeccionamiento a través del estudio de la ciencia y la virtud1.

¿Qué es la Masonería? La institución masónica es una sociedad discreta (dejó de ser secreta hace muchos años), iniciática, que tiene sus bases en sus rituales, usos y costumbres, que data de muchos siglos atrás y mantiene siempre la unión de sus integrantes promulgando la fraternidad entre los hombres. No es una religión, no importa credo o ideología política, todos son bienvenidos. Los puntos de reunión de la masonería son llamados “logias”. Las Logias o templos masónicos son sitios dedicados al Gran Arquitecto Del Universo (GADU) y al perfeccionamiento del hombre a través del estudio de la ciencia y la virtud. Los ideales principales de la masonería se resumen en tres palabras “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, fueron los ideales pilares de la revolución francesa. Para más información pueden consultar la referencia tres.

La masonería llegó a México a través de la conquista, los historiadores masónicos indican el año de 1806 como la fundación de la primera logia masónica en nuestro país1 por el español don Enrique Mugi en la casa de don Manuel Luyando, regidor del ayuntamiento, también de origen español, en el callejón de las Ratas No. 5 que actualmente es un predio en una calle perpendicular a la calle de Bolívar, colonia Centro, delegación Cuauhtémoc, Código Postal 06080, México, Ciudad de México2. Con ello llegaron las ideas liberales que darían inicio al movimiento de independencia de la Nueva España de la Corona Española. Se refiere que el primero de noviembre de 1765 llegó a México el primer documento con ideología liberal. Fue el Conde de Aranda, de la Gran Logia de España, quien trajo de ese país las liturgias y arreos de la masonería con el propósito de practicar el rito yorkino, que había cobrado gran auge en la Madre Patria, procedente de las logias inglesas que se habían infiltrado en la Península Ibérica2. Las Logias inglesas ya habían tenido participación en las ideas liberales que impulsaron la independencia de las doce colonias inglesas en América.

¿Quiénes son los masones? Hombres y mujeres libres, honrados y de buenas costumbres que han pasado el proceso de iniciación, profesan el respeto y el amor fraternal con sus semejantes, busca el perfeccionamiento del hombre, usando como metáfora el esculpir una piedra en bruto, la piedra representa al hombre, y formar en ella lo que el hombre quiere ser. En la masonería han habido grandes figuras de la historia; políticos, religiosos, científicos y pensadores ilustres de todo el mundo.

La masonería en México ha jugado un papel importante en los hechos históricos a través de sus integrantes. En los inicios de la independencia existían dos grandes ritos en el territorio, el Rito de York y el Rito Escocés. Es interesante percatarse que mucho de lo que pasó en la nación tiene relación con la masonería.

Un pequeño análisis; recordamos el “Abrazo de Acatempan” en él, el General Vicente Guerrero, líder del ejército insurgente del sur abrazó al General Agustín de Iturbide, jefe del ejército realista sellando así un acuerdo para unir los ejércitos y formar el Ejército de las Tres Garantías4. Un hecho curioso es que estos dos individuos eran masones y entre masones su saludo normal es un apretón de manos y un abrazo, esto pudo haber sido el porqué del abrazo.

Al término de la independencia y de los hechos que sucedieron después, se fraguaron las ideologías políticas que buscaban la mejor forma de gobierno para la naciente patria. La masonería se propagó a lo largo del territorio y se fortaleció, los ritos tomaron una ideología distinta que veía hacia otros horizontes. El Rito Escocés decidía que el mejor rumbo del país era tomar como ejemplo a Europa y conservar características monárquicas, por otra parte, el Rito de York, impulsado por el embajador norteamericano, Joel Roberts Poinsett, creía que la mejor opción era seguir a los vecinos del norte5. Lo anterior resultaría en una fuerte disputa entre masones que terminaría en la guerra conocida como Guerra de Reforma, con los bandos declarados, siendo los Conservadores (Rito Escocés) y Liberales (Rito de York). En el siglo XIX se puede decir que fue el auge de la masonería en México.

No se puede decir que la masonería es la que ordena las acciones de una persona, más que nada, da una formación. En la intervención francesa y la implementación del Segundo Imperio Mexicano, el emperador Maximiliano de Habsburgo, hombre austriaco formando para ser gobernante, también masón, fue traído por sus hermanos conservadores para guiar a México según como se hacía en Europa,  contrario a lo que creían los conservadores, y plasmado en los libros de texto, Maximiliano era un Liberal por convicción y formación, siguiendo como tal los ideales masónicos que pregonaban en Europa. Algunos masones mexicanos, viendo el conflicto de intereses que dominaba en sus ritos, proclamaron la creación del Rito Nacional Mexicano, como parte de una estrategia de unificación nacional, en un tiempo donde gran parte de los políticos e ilustrados pertenecían a la fraternidad, el pensamiento “unes a los masones, unes a México” era muy válido.

En el Siglo XX la masonería siguió siendo fuerte en el país. Podemos ver las palabras de Emilio Portes Gil, que puntualmente son: “Y ahora, queridos hermanos, el clero ha reconocido plenamente al Estado, y ha declarado sin tapujos que se someterá estrictamente a las leyes. Yo no podía negar a los católicos el derecho que tienen de someterse a las leyes… y mientras yo esté en el Gobierno, yo protesto ante la masonería que seré celoso de las Leyes Constitucionales… en México, el Estado y la masonería, en los últimos años, han sido una misma cosa”. En ellas nos damos cuenta de que todavía para ser político, estrictamente tenías que ser masón.

A principios del Siglo XXI es cuando la masonería empezó poco a poco a perder el “poder” que tenía anteriormente. Desconozco a ciencia cierta el porqué de este suceso, puede ser la apertura al público, aquella transformación de sociedad secreta en discreta, la traición de algunos de sus integrantes, etc. Actualmente la masonería ha disminuido su número de miembros y sus actividades suelen ser más filantropías y de ayuda social.

Referencias

  1. Miguel Ángel Buitrón. (2008). Masonería en la Chontalpa. marzo 28, 2008, de TVT Sitio web: https://www.youtube.com/watch?v=8i_drWa81RE
  2. LA MASONERÍA EN LA HISTORIA DE MÉXICO. julio 10, 2011, de eccechristianus Sitio web: https://eccechristianus.wordpress.com/2011/07/10/la-masoneria-en-la-historia-de-mexico/
  3. Gran Teocali. (2011)¿Qué es la Francmasonería?. noviembre 7, 2016, de Gran Logia del Estado de Querétaro Sitio web: http://granlogia-granteocali.jimdo.com/que-es-la-francmasoner%C3%ADa/
  4. Colegio de Bachilleres de Quiroga. (.). 10 de Febrero de 1821. ., de Bachilleres Quiroga Sitio web: http://www.bachilleresquiroga.com/efemerides/efemerides/febrero/conme10a.html
  5. Historia (2013). Las logias masónicas. octubre 2, 2013, de Pedagogia Historia de la Educación Mexicana Sitio web: http://historiauin.blogspot.mx/2013/02/las-logias-masonicas.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *